Se sabe que en el continente asiático, es una práctica común el consumir carne de perro. Por lo general, estos provienen de granjas especializadas (tal como sucede en otros países con gallinas,res y cerdos),aunque también se han dado casos en que se roban a los animales callejeros e incluso,a aquellos que están dentro de sus casas,con este fin.

 

Unos cuantos logran ser rescatados de este destino, para ser puestos en adopción,y tener la oportunidad de conseguir una mejor calidad de vida.

 

Pero poco a poco, esto ha empezado a cambiar. En Corea del Sur, en abril de este año fue cerrada la  granja más grande que se dedicaba a esto. Y Tory es uno de esos casos,que ha tenido un final feliz.

 

Tory era un perro callejero,que se salvó de ser parte de aquellos que eran sacrificados. ¿Y quién le dio a este animalito una oportunidad de seguir viviendo? Pues nada menos que el actual presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

 

La noticia se hizo viral,por el hecho de que Tory sería el primero en pasar de ser un perro sin hogar, a  convertirse en el Perro Presidencial (tal como lo nombró Jae-in en cuanto lo obtuvo).

 

Moon Jae-in firmó un acuerdo para adoptar al can del grupo de derechos de los animales Coexistencia de los Derechos de los Animales en la Tierra (CARE).

 

El presidente también tiene otra intención al adoptar a Tory, y es crear mayor conciencia en las personas, hacia los animales abandonados. De manera que también se vaya erradicando la costumbre de utilizarlos para consumo humano. “Como sociedad, debemos prestar más atención a los animales abandonados, y cuidarlos”, fue lo que dijo el día que adoptó a Tory.

 

Un cambio de 180 grados en la vida de este perrito. Esperamos que otros también tengan la dicha de lograr ser adoptados por personas que siempre los amen y cuiden.