De acuerdo con la policía, una mujer de 44 años fue encontrada muerta la tarde del miércoles en un hotel de Joengseon, en el distrito de Gangwon. La policía encontró 60 botellas de soju en el lugar; aparentemente, habría muerto por una ingesta elevada de alcohol, aunque la autopsia revelará la causa exacta del deceso.
Según las investigaciones, un hombre de 41 años quien estuvo bebiendo con la mujer, llamó a la madre de la misma para que avisara a la policía. La pareja se conoció en un centro de tratamiento para alcoholismo. Ellos decidieron ir a un viaje a Jeongseon el 19 de marzo, pero se convirtió en una maratón de 10 días de embriaguez. El hombre confesó a la policía que habían decidido ‘‘beber hasta morir’’