Una anécdota (no muy buena) que podría platicar el cantante estadounidense Bruno Mars, sería la que vivió durante su gira 24k Diamond por Japón,en donde realizó cuatro conciertos en el Saitama Super Arena,siendo cada uno de ellos un éxito.

 

Sucedió que en uno de ellos,como parte de los asistentes,se encontraba Moeka Nozaki, reconocida modelo y actriz del país nipón.

Imagen relacionada

Sin embargo, ella en vez de disfrutar del evento, Nozaki había estado todo ese tiempo tomándose selfies, para después publicarlas en su Instagram. Acción que,a la larga, comenzó a incomodar al cantante.

Resultado de imagen para bruno mars moeka nozaki

Resultado de imagen para bruno mars moeka nozaki

Imagen relacionada

.

Debido al lugar donde estaba sentada (en primera fila de la sección VIP), Mars pudo verla muy bien. Por lo que se dio cuenta perfectamente que no dejaba de fotografiarse,y no le daba atención al concierto.

 

De manera respetuosa, Bruno Mars algunas veces comenzó a hablarle en inglés, pidiéndole que se detuviera.

 

De acuerdo a lo informado, el artista sintió que Moeka Nozaki lo estaba ignorando. Y que con ello le faltaba al respeto no sólo a él,sino a todos quienes lo estaban acompañando (los músicos y bailarines, así como al resto de los asistentes), al estar constantemente dando la espalda al escenario para fotografiarse.

 

Como la actriz y modelo parecía no atender a lo que él decía (o quizá no le escucharía), Bruno Mars intentó comunicarse a través del lenguaje corporal para darse a entender con Nozaki,pidiéndole nuevamente que bajara su teléfono.

 

Sin embargo, llegó un momento en que la actriz los ignoraba sin disimulo, que decidió arrojarle una toalla, con la finalidad de hacer que se detuviera.

.

Desgraciadamente, logró lo contrario. Moeka tomó esta acción como un obsequio que el cantante le hacía (como ocasionalmente lo hacen los idols, durante sus presentaciones).

.

No sólo malinterpretó el hecho (y tampoco dejó de fotografiar), sino que lo presumió también en su red social (que luego eliminó).

.

Luego del suceso, los internautas extranjeros se enteraron de lo ocurrido. Y tras analizarlo a detalle (y ver el vídeo), publicaron sus comentarios. Mismos que dejaban a Moeka Nozaki en una mala posición.

– “¿Cuántas decenas de miles, de fans genuinos de Bruno Mars crees que hay detrás de ti? ¿Qué estás haciendo, mientras nosotros demostramos nuestra alegría y gratitud? Estás en primera fila. Estás en su línea de visión. Debido a tus acciones, la imagen del país queda mal. Más que nada, Mars mismo te había estado diciendo que te detuvieras”.

–”Espero que se disculpe con Bruno Mars y sus admiradores INMEDIATAMENTE. Cometiste un gran error. Pero ahora estás tratando de huir. ¡Es muy irrespetuoso! No entiendo cómo puedes apartar la mirada de él. ¿Por qué hiciste tal cosa? ¡Qué grosero!”.

– “Yo soy japonesa. Lamento mucho lo del último concierto en Japón. Sin embargo, comprendan que NO TODOS los japoneses son groseros. Por favor, no odien Japón. Te quiero, #sorrybruno. #sorrybrunofromJapan”

– “Mi*rda. El boleto debe ser realmente caro. ¿Por qué desperdiciar su dinero haciendo esto?”

– “¿Pensó que la toalla que Bruno le arrojó era un regalo, e incluso se sintió ‘honrada de recibirla’? Prueba de que sus cerebros están vacíos”.

– “Él (Bruno Mars) debería haber detenido el concierto para darles una lección”.

– “Bruno Mars es conocido por tener buenos modales. Pero imagina lo molesto que estaba (para haber hecho esto).He visto el vídeo y puedo entender totalmente por qué se sintió así”.

– “Estaría muy enojado si algunas chicas en la primera fila de mi concierto,se estuvieran tomando selfies sin parar,en vez de mirar. Es como con las personas que graba conciertos a través de sus teléfonos y tienen sus ojos en la pantalla en todo momento. ¿Por qué pagar una tonelada de dinero,para mirar la pantalla de tu teléfono durante dos horas,cuando los artistas están allí?”.